Un nuevo mandamiento os doy ….y con él,  la segunda enseñanza de las últimas 24 horas que compartió el Señor con sus discípulos. Leer y reflexionar en estos pasajes quebrantó mi corazón, porque muchos de nosotros pensamos que estamos aplicando este mandamiento de la forma correcta, pero no es así ¿Por qué?.

Porque el señor fue claro al expresar que primero debemos amar al Padre, luego a nosotros y a través del amor que nos tenemos nosotros podemos amar a nuestro prójimo, mientras que algunos de nosotros prefieren amarse a sí mismo y tratar de amar a Dios, o amar al prójimo pero olvidarse de sí mismo.

Aunque se revela como un nuevo mandamiento, tenemos pasajes como: Mateo 19:19, Mateo 22:39, Marcos 12:31, Gálatas 5:14, Levítico 19:18, Santiago 2:8, etc. Todos estos encerrados en la parte “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, entonces me voy 《Lucas 10:27》 a Él respondió: — Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu inteligencia; y a tu prójimo como a ti mismo. (Vuelve el señor y nos recuerda la importancia de estas  tres dimensiones del amor, que al final es uno solo, porque si amas a Dios, te amas a ti porque fuiste creado por Él que es sinónimo de amor y si lo amas a Él, amarás tus hermanos).

 

Me acuerdo cuando en la palabra relata que el señor le hizo una pregunta a Simón Pedro, uno de sus discípulos cito ” Juan 21: 6, Jesús volvió a preguntarle: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro respondió: —Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Cuida de mis ovejas.” Queda más que revelado que vivir en las tres dimensiones del amor de Dios, no es difícil para aquellos que le aman, procura primero amarlo a Él y este mandamiento no será una carga para tu vida espiritual.

Es un tiempo para reflexionar en la presencia del Espíritu Santo, y entender porque para Jesucristo no fue difícil ir a la Cruz. Porque El amor por Dios, nos hace sentir como ganancia, el servicio y la muerte, siempre y cuando sea amándonos a nosotros como su creación divina y por causa del bien de nuestro prójimo.

Hoy quiero invitarte a examinarte, y preguntarte si estás cumpliendo esta última petición de nuestro maestro Jesucristo, Que os améis unos a otros, como yo os he amado, que también améis unos a otros.  Él dijo: en esto conocerán todos que sois mis discípulos. Juan 13:35.

¡Al final! Las tres dimensiones del amor solo es una, igual que Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Recuerda, Él nos amó primero, nos toca a nosotros cumplir nuestra parte.

Dios te bendiga

Cales y Luisa Louima

Juan 13:31-34